miércoles, 27 de julio de 2016

FRONTERAS PRODUCTIVAS Desfile de época y Ponchos en La Rural Buenos Aires con Biogenesis Bagó y Bodegas Bianchi


En el marco de su campaña Fronteras Productivas, Biogénesis Bagó realizó un gran evento el 24 de julio pasado, conducido por Horacio Cabak, en el Salón Rojo de la Rural, donde productores, veterinarios de todo Sudamérica y referentes del sector, debatieron acerca de cómo alcanzar una mayor productividad en los planteos ganaderos con los recursos disponibles Fue una conferencia , tipo charla, muy amena, donde contaron sus puntos de vista y su experiencia obtenida en las ferias a nivel personal, a las cuales asisten en China basicamente, siendo la gran potencia como lo que es, conociendo su demanda y requerimientos a futuro.


El desfile contó con la presencia de las bellas modelos  Nicole Newman, Sofía Zámolo, Jujuy, entre otras diosas Argentinas y el modelo Hernán Drago que se lució con gran estilo campestre, un fantástico recorrido por la moda, en La Rural, dede los años 30 hasta la actualidad, con el clásico Poncho, tanto para ellas como para ellos, y además muy de moda y agiornado en ésta temporada invernal 2016.





Los vinos Famiglia y espumosos de Bodega Bianchi, vinos premiados en el mundo entero, en su edición especial para La Rural, fueron servidos en el gran Coctail, una noche a puro glamour donde no falto nada .





















Una noche diferente y emotiva, disfrutamos de un gran desfile, con sorteos, premios, brindis y moda en La Rural Buenos Aires !

Sobre Fronteras Productivas Se estima que para el 2050, habrá un 35 por ciento más de personas sobre la Tierra. Las demandas ya están creciendo y las costumbres cambian. El ejemplo más claro es lo que sucede en Asia, donde la población aumenta, se mueve de zonas rurales a urbanas, mejora su capacidad de consumo y modifica los hábitos alimenticios. La dieta, a base de arroz y pescado, deja entrar cada vez con más fuerza a la proteína animal. El enorme mercado que se está abriendo en China, el país más habitado del planeta, con casi 1400 millones de personas, representa un desafío para el mundo productivo. Se necesitan más alimentos, pero sobre una base de superficie y cantidad de animales similar.

Sobre estas tendencias globales, el equipo de Biogénesis Bagó presenta “Fronteras, un plan que surge de años de experiencia y del trabajo de nuestros equipos en conjunto con los veterinarios asesores, productores e instituciones académicas y científicas del mundo: Argentina (INTA, CEVAN, CONICET, UBA); Brasil (EMBRAPA, Universidad do Rio de Janeiro); Chile (Fundación Chile, Universidad de Santiago); Paraguay (Facultad de Ciencias Veterinarias de Asunción); Uruguay (UDELAR), EUA (MIT); España (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria); Hungría (UDR); Reino Unido (Institute for Animal Health – Pirbrigth).
Llamamos “brecha productiva” a la diferencia que existe entre la producción actual de carne y leche y lo que podría producirse si se aplicaran las tecnologías disponibles, haciendo una utilización más eficiente de los recursos: esto significa producir más con los mismos recursos.
El gran desafío es alcanzar esa frontera de la productividad, logrando mejores índices productivos, para poder abastecer ese crecimiento contante de la demanda en materia de alimentos y mejorar la rentabilidad de la producción ganadera.
Guillermo Mattioli, Director General de Biogénesis Bagó comenta: “Los países asiáticos están tomando acción, pero no van a llegar a cubrir sus necesidades internas. Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia se autoabastecen y tienen un gran potencial para responder a la demanda que se va a incrementar en estos países, pero para aprovechar estas oportunidades tenemos que trabajar diferente. Estos años de trabajo demostraron que alcanzar las Fronteras Productivas es posible en todas las geografías y tipos de explotación”.
La clave está en intensificar. “El aumento de la cantidad de cabezas no es viable porque las superficies destinadas a pastoreo animal no van a crecer, inclusive van a tender a reducirse, porque la agricultura avanza sobre esas áreas. Por lo tanto hay que intensificar cada vez más”, remarca el Dr. Esteban Turic, Director de Innovación de Biogénesis Bagó.
Programa “Fronteras”
En la Frontera Productiva se encuentra el paradigma, los máximos índices que se pueden alcanzar de acuerdo a la capacidad y a la tecnología disponible. Algunos están más cerca y otros más lejos del ideal: un 95 por ciento de preñez, un 92 por ciento de parición y un 90 por ciento de destete.
Lo importante para los productores es que esto es posible y que todos pueden alcanzarla si se realiza un trabajo planificado y sostenido en cuatro pilares fundamentales: sanidad, nutrición, genética y manejo.
Atravesar la brecha productiva.
Si se toman como referencia los índices de países como Estados Unidos, Francia o Israel (en lechería), que han alcanzado el máximo potencial productivo posible. “Llegamos a la conclusión que en la región tenemos para crecer un 30 por ciento más en carne y un 20 por ciento más en lechería, y esto con el mismo rodeo que disponemos hoy. A esto se llama brecha productiva o brecha tecnológica”, puntualiza el Dr. Turic. Con el fin de atravesar esa brecha productiva, Biogénesis Bagó invita a productores de los países de la región a sumarse al Programa “Fronteras”, como una motivación, una herramienta de trabajo útil y actual que guíe en la incorporación de mejoras, para que los establecimientos puedan expresar su mayor potencial, sin necesidad de hacer grandes inversiones.
Esteban Turic asegura que “la relación del laboratorio con el productor siempre comienza a través del veterinario asesor del establecimiento interesado y una vez abierta la mirada hacia las posibilidades que abren los mercados mundiales, más allá de la coyuntura económica actual, se recurre a un software especialmente diseñado donde se cargan todos los datos de existencias, manejo y productividad del establecimiento”.
A partir de esa información se establecen objetivos de mejora y se diseña un plan sanitario a medida y al que luego se le dará seguimiento y asistencia.
“Se trata de una propuesta de valor que repercute en mejores resultados para quien la use. No son planes rígidos y cerrados, ni trasladables de un establecimiento a otro –explica el Dr. Turic–. Están relacionados a las posibilidades de manejo, la nutrición y genética de cada establecimiento”.
El mensaje invita a la acción. “Si están en un 63 por ciento de destete, les explicamos por qué y cómo ellos podrían llegar a un 90 por ciento de destete. Eso, por supuesto, no sucede de un día para otro ni en un año para otro. Pero con un trabajo planificado se puede”, concluye Turic.
El pilar de la sanidad: el más trascendente y de menor impacto económico.
Si bien la sanidad no es el único aspecto a abordar para llegar a los índices productivos, se trata del pilar con menor impacto en los costos generales de la operación y el que tiene mayor incidencia en el resultado: representa entre el 2 al 5 por ciento de la composición del costo total de un establecimiento ganadero, dependiendo del tipo de producción.
El retaceo que se advierte en las inversiones en sanidad, o en la elección de productos de calidad no certificada, se explica en la falta de información o asesoramiento: en nuestra región, sólo un 30 por ciento de los establecimientos tienen la asistencia permanente de un veterinario. Este es un punto clave para alcanzar la frontera productiva, porque quienes sí la han alcanzado, tienen un veterinario asesor permanente y usan productos de calidad.
Con el Plan Fronteras también se proponen atravesar esa brecha informativa.
“Queremos pasar de las palabras a la acción. Involucrar a los equipos técnicos para que puedan trabajar en conjunto con el veterinario y el productor. Demostrarles que con implementaciones simples, eficientes y económicas pueden mejorar los resultados, y que tenemos tecnología disponible para que puedan lograrlo”, sostiene el Médico Veterinario Jesús Pesoa, Gerente Técnico de Innovación de Biogénesis Bagó para Argentina y la región.
En los países que han alcanzado la Frontera Productiva se ejecuta en promedio el 80 por ciento del presupuesto asignado para un plan sanitario completo. En Argentina, en cambio, se ejecuta apenas el 50 por ciento. En los costos totales de un establecimiento productivo el 30 por ciento restante resulta insignificante en relación a lo que se podría obtener en productividad de carne o leche.
“No le estamos diciendo al productor que tiene que hacer grandes inversiones. Sino modificar la forma de trabajo. Tal vez la inversión sea la misma, solo que hay que reorientarla para cambiar los resultados”, agrega.
La propuesta está en marcha, como una oportunidad para repensar costos, manejos, decisiones y para posicionarse, tranqueras adentro, ante las megas tendencias de los mercados mundiales que van a llegar, más allá de una coyuntura económica actual.
Finalmente para responder a la pregunta: “¿por qué producir menos si con lo que tengo puedo más?”, el próximo paso es comunicarse con el veterinario de confianza.
Todos los derechos fotográficos estàn reservados  ©Mariana Bergutz Copyright
PH & Nota :Mariana Bergutz

No hay comentarios:

Publicar un comentario