jueves, 5 de noviembre de 2015

Evilar 2015 y los grandes vinos riojanos en Buenos Aires

ACCIONES PROMOCIONALES

Evilar 2015 promociona la calidad de vinos riojanos en Buenos Aires



La producción vitivinícola riojana se presentara en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la II edición de EVILAR 2015, promocionando calidad, prestigio y promoviendo la dinámica en la comercialización de los productos.

Más de ochenta productores de vino de autor obtendrán la clasificación en la cata y degustación el próximo 9 de Noviembre en Acha Club, a horas 10:00, ante sommeliers, chefs, enólogos, enófilos, periodistas especializados y blogueros; mientras que en la Rioja capital se hará lo propio el 16 venidero en Orígenes. Serán parte también las Bodegas riojanas ya posicionadas en el mercado. Vinos, gastronomía regional y los mejores atractivos paisajísticos de esta provincia norteña serán protagonistas de este evento que se suma a la difusión del enoturismo argentino. La premiación será el 04 de Diciembre en la Ciudad de Chilecito.

En Noviembre, La Rioja será protagonista del evento que reunirá a productores de 9 Departamentos provinciales, un jurado especializado bajo la consigna “Un merecido lugar”, con el objeto de fortalecer la difusión y revalorización de sus técnicas ancestrales de elaboración, valor del terrior y trascendencia cultural de nuestros vinos.
Con más de 300 etiquetas, los productores nucleados en diferentes asociaciones e independientes tendrán la posibilidad de ser clasificados y obtener importantes reconocimientos tras la recolección de muestras y catas centrales en Acha Club (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), el próximo 09 de noviembre y en La Rioja capital el 16 venidero en Orígenes.
La vinculación, intercambio de experiencias, capacitación e incentivos para incorporarse al sistema en marcha, facilitando la transferencia y adopción de tecnologías apropiadas, forman parte de algunos de los objetivos de esta segunda edición de EVILAR 2015.
Cata en Buenos Aires y La Rioja
En esta competencia lúdica, el jurado en Buenos Aires, estará integrado por Fabricio Portelli y Daniel López Roca, periodistas; Elena Amigo y Germán Muzzio, sommeliers; Adrian Torralba Valcarce, bloguero; Joaquín Hidaldo, vinómanos y el chef Pablo Marcia Farach.
En La Rioja capital, estará conformado por los sommeliers Carlos Paredes, Rosy Brayle y Leandro Carrizo; enóloga Mariana Páez; Sergio Feryala y Miguel Spitale como enófilos y los chefs Pablo Marcia Farach, Gustavo Popov y el emabajador culinario de nuestra provincia Hugo Véliz.

La cata y degustación de vinos riojanos maridados con comidas tradicionales, tendrá la calificación de destacadas personalidades relacionadas a la vitivinicultura. La logística a cargo de la Dirección de Agricultura de la provincia a cargo de Silvio Salvadores y la coordinación de Agroturismo, responsabilidad de José Turbay, comprometió la presencia de Daniel López Roca, periodista especializado en vinos, corresponsal de la revista alemana Meininger´s Wine Business International de Neustadt, y corresponsal de la revista China Wine Press de Shanghai; también propietario del sitio Web argentinewines.com.
Otra de las autoridades del jurado especializado es Fabricio Portelli, de basta trayectoria de más de 15 años en la difusión permanente a través de su programa de radio y su propia página webfabricioportelli.com. La ingeniera agrónoma Mariana Páez, Ciudad de Mendoza, especializada en Enología con un máster en la Universidad de Francia; Elena Amigo sommelier que trabaja para la distribuidora más representativa de Buenos Aires “Human Resources S.A”; entre otros.
La premiación se llevará a cabo el 04 de Diciembre en la Ciudad de Chilecito, cerrando por segundo año esta experiencia única que reunirá a Productores y Bodegas La Puerta, La Riojana, Paiman, Viñedos de Aminga, Finca Lomas Blancas y todas las bodegas radicadas en La Rioja inscriptas en el INV.
Esta iniciativa surge de la planificación de desarrollo productivo del Gobierno de la Provincia a través del Ministerio competente y, la asistencia del Consejo Federal de Inversiones, donde vinos, gastronomía regional y los mejores atractivos paisajísticos de esta provincia norteña serán protagonistas de este evento que se suma a la difusión del enoturismo argentino.
En La Rioja, un verdadero culto define al elixir proveniente del proceso vitivinícola, donde en cada bodega encontrarán la magia de un relato desde el origen mismo de la tierra. Un hermético mundo lleno de complejidades y saberes, acumulados desde la época en que las ánforas de Julio César estaban siempre llenas de vino. Aromas, texturas y diferentes cepas definen a la provincia entre los mejores exponentes del mercado. La Ruta del Vino Riojano es un recorrido por el interior de la provincia, dónde el enoturismo enlaza producción, arquitectura, paisajes y riqueza cultural, verdadero patrimonio para mostrar al país y al mundo, en Argentina Tierra de Vinos.
Embajadores productivos, los vinos riojanos se aseguraron con el paso de los años un distinguido nombre entre las mejores bebidas exportables, trayectoria que les ha merecido premios internacionales y que los posiciona por sus cualidades distintivas en un mercado cada vez más exigente para un vino de precisión.
La excelencia de los vinos riojanos encuentra explicación en su origen caracterizado por la combinación de bondades climáticas, suelo y relieve. Pero además de las particularidades naturales y los factores geográficos, el éxito viñero conlleva también una acertada mutación genética, lo que en conjunto ha dado lugar a variedades de uvas merecedoras de reconocimiento internacional destacándose el Torrontés Riojano, su inconfundible tonalidad blanca dorada y su intenso aroma frutal.
Un recorrido por la historia y el presente de estas producciones que han ganado fama y se convirtieron en los mejores embajadores del orgullo productivo riojano. La calidad de los productos hace hoy que –tanto los vinos como las aceitunas- posean Denominación de Origen Controlado e Identificación Geográfica, que certifican no sólo su origen sino también su exquisita degustación.
El cultivo de la uva llegó a nuestra provincia de la mano del conquistador español Ramírez de Velasco en el año 1591. Los sacerdotes dominicos y jesuitas que acompañaron al fundador de La Rioja fueron quienes comenzaron con la actividad en el Valle de Antinaco, actual Departamento Chilecito.
El Corredor de la Producción atraviesa además las localidades de Nonogasta, Felipe Varela, Villa Castelli, Vinchina, Castro Barros, Anillaco, San Blas de los Sauces, Sanagasta y Famatina donde la producción y diversificación varietal encuentran las mejores y mayores condiciones para su desarrollo.
Durante los primeros siglos la producción fue totalmente artesanal, hasta que a principios del siglo XX se instala en Chilecito una importante producción de vinos de mesa que incorpora las nuevas tecnologías industriales.
El torrontés riojano, como líder a nivel internacional, responde al paso trascendental que dio la vinicultura riojana para adquirir su sello de identidad, el que surge a partir del desarrollo de la variedad de la uva blanca. A partir de una mutación genética espontánea surgió en esta zona al generar un varietal único y diferente de todos los demás. Así nace este tipo de vino llamado torrontés que hoy se exporta a numerosos países del mundo.
La conjunción de sus cualidades distintivas, variedad frutada y tonalidad blanca dorada han desarrollado vinos únicos en el mundo, consiguiendo por ello la Denominación de Origen Controlada.
El Departamento Chilecito cuenta en su territorio con la mayor superficie de viñedos de la provincia, seguido por General Felipe Varela, Famatina, Castro Barros, Arauco, y San Blas de los Sauces. Así, son los Valles de Famatina en general los que resguardan entre el Macizo del Velazco y el Nevado de Famatina, a la zona vitivinícola más importante de La Rioja.
Ubicación a más de 1.100 mts. sobre el nivel del mar; suelos aluvionales raramente salitrosos con textura franca a franca-arenosa, baja humedad ambiente, alta luminosidad y una amplitud térmica estival promedio oscilante entre los 35° C durante el día y los 17° C por las noches, los Valles de Famatina ostentan condiciones óptimas para el cultivo de la vid, más aun considerando la orientación sur-norte de los cordones montañosos, lo que evita que los primeros y los últimos rayos solares incidan directamente sobre las vides, haciendo de la región un paraíso vitivinícola.
El encepado está constituido principalmente por variedades blancas, entre ellas el Torrontés, cepaje característico de la región, mientras que las variedades tintas se orientan hacia el Cabernet Sauvignon y el Bonarda. 
Dadas las particularidades del clima y las variedades cultivadas, se producen vinos regionales predominantemente blancos. Para consumo en fresco, siendo las variedades más reconocidas Red Globe, Cardinal y Emperador; y para pasas, Sultanina Blanca y Arizul.
Fuente :Hostnews.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario