lunes, 27 de abril de 2015

2ª Semana Gastronòmica Española, presentaciòn de Asturias y su Gastronomìa en Embajada de España

Presentación de la oferta turística de Asturias a los medios de comunicación en la Embajada de España, a cuyo término se ofreciò el menú degustación elaborado por los chefs Ramón Celorio y Miguel Sierra, exclusivamente para el evento .


















En España la gastronomía se escribe con mayúsculas. En muy pocos años se ha empezado a hablar en todo el mundo de la gastronomía española, situándose por encima de la francesa, entre algunos círculos de expertos que ven en su cocina, creatividad, capacidad de innovar, diversidad y fuerza.

En España cabe hablar de diferentes escuelas de gastronomía tanto por regiones como por los maestros que las lideran. Desde un Arzak que nos introducía hace décadas la "nueva cocina" desde la solidez de los fogones de la cocina vasca hasta la era Adrià con la personalidad propia y liderazgo mundial de Ferrán Adrià. 
Hoy este maestro lidera una escuela en la que su autoridad le permite fijar los cursos y orientaciones de los avances gastronómicos de muchas regiones españolas. Y al hablar de escuela, también hay que referirse a las regiones españolas: gastronomía vasca, catalana, de Castilla - La Mancha, Navarra, aragonesa, andaluza, asturiana, extremeña, murciana, valenciana, canaria, gallega o galega de Galicia, de Madrid, Barcelona... Una diversidad de productos de culturas, climas, historia, cultivos diferentes que evoluciona de forma innovadora, creativa constantemente.


Precisamente la historia de la gastronomía española es la historia de un continuo intercambio de culturas entre las propias regiones que conforman la península ibérica y un rico legado de relación histórica con el resto del mundo. Durante más de cuatrocientos años España mantuvo una relación privilegiada con el "nuevo mundo". La riqueza y originalidad de lo que hoy percibimos como gastronomía mexicana, argentina, chilena, peruana, colombiana, venezolana, ecuatoriana, cubana... fue producto de un intercambio en la que España fue la más beneficiada. Pueblos precolombinos cultos que atesoraban joyas gastronómicas como el cacao, la patata, el café... introducidos por España en el resto del continente europeo


Hay una puerta , en el mundo, para su cocina, que se abre con fuerza y que cuanto más se conoce, más se admira.
Es una pena que España no lidere en las universidades la gastronomía en sus aspectos culturales, científicos y tecnológicos, sería una forma de extender todo su potencial y ganar un merecido peso dentro de la panorama internacional.


Hoy los avances tecnológicos hacen que el vino sea estudiado e investigado con gran éxito en algunas universidades españolas (Tarragona, Rioja, entre otras), la gastronomía debería seguir sus pasos.


En América Latina, hay varias escuelas de gastronomía ,de todo tipo, en Argentina , Buenos Aires 

especìficamente, hay algunas buenas escuelas, buenos cocineros o profesionales de la industria que enseñan de manera pràctica y teòrica un mundo lleno de secretos , exigencias y sacrificios ..a quiera aprenderlo..
Ojalà sigamos los pasos de España a nivel culinario , creciendo y ampliàndonos dìa a dìa y continuemos en èsta revaloraciòn de la materia prima que poseemos que es grandiosa !


PH y nota Mariana Bergutz Fotografìa & Comunicaciòn

No hay comentarios:

Publicar un comentario