sábado, 21 de septiembre de 2013

Concurso Six Nations


EL SIX NATIONS ES U CONCURSO DE VNOS DIFERENTE. IDEADO EN BASE AL FAMOSO TORNEO, NACIÓN CON LOS MISMOS TRES PAÍSES PROTAGONISTAS: AUSTRALIA, SUDÁFRICA Y NUEVA ZELANDA. DESDE HACE UN PAR DE AÑOS SE SUMÓ ARGENTINA JUNTO A CHILE, Y AHORA LOS ESTADOS UNIDOS. UNA COMPETENCIA VÍNICA MUY REÑIDA ENTRE LOS MAYORES PROTAGONISTAS DEL NUEVO MUNDO, EN LA QUE LAS ETIQUETAS NACIONALES CONFIRMARON SU RUMBO Y DIERON UNA SORPRESA

Como representante argentino desde 2011 debo reconocer que es una experiencia my enriquecedora. Porque degustar todos los vinos por tipo, ya sean Pinot Noir, Sauvignon Blanc o Malbec, por ejemplo,  brinda mucha información al catador. Por un lado, determinar si los vinos nacionales se destacan de alguna manera, por su estilo o tipicidad. Y luego entender cuales son los atributos de aquellos vinos que sobresalen en cada flight. En definitiva, resulta una competencia muy pareja; y por suerte esto no es rugby, y la Argentina se trajo tres trofeos:
Class Aromatic (Non Riesling) > Hess Family Colome Torrontes 2012 TROPHY
Class Malbec > Trivento Golden Reserve Malbec 2011 TROPHY
Class Bordeaux Blends > Noemia 2, 2010 TROPHY 


Buena performance argentina
Fueron 555 vinos en tres días,  y se puede decir que la argentina salió muy bien parada.
De las 17 categorías, la Argentina participó en 16 (todas menos Riesling), y sus 76 vinos presentados obtuvieron 942 puntos, de los 6762 otorgados por los jueces (es decir un 14%).
Se ganó en Malbec, categoría en la cual participaron todos los países: Arg 16 / Au 4 / Chi 4/ SA 2 / USA 1 / NZ 1. En Aromatic Whites, demostrando así que en esta categoría el tan prestigioso Gewurztraminer, no supera a nuestro Torrontés. Ambos casos confirmando lo tanto nuestro tinto como nuestro blanco de bandera ya se han ganado un lugar indiscutido en el universo vínico. Pero la sorpresa se dio en la categoría Bordeaux Blend, quizás la categoría más competitiva y pretenciosa del show, lo cual es un gran mensaje para nuestra industria. Y si hacemos un análisis más fino de los números, podremos ver juntos que la Argentina tuvo un gran desempeño.
Fue el país que mayor porcentaje de premios obtuvo (27,63) en función a los vinos que presentó (76), es decir el 13,69% de los 555 vinos que compitieron.
Y si relacionamos dicho porcentaje con el de premios obtenidos (16,80), la Argentina refleja el mejor coeficiente de rendimiento: 1.227.

Conclusiones interesantes

El Malbec argentino le lleva mucha ventaja a sus pares del Nuevo Mundo, y como ya vimos, se puede considerar ya al Torrontés como el mejor blanco aromático del mundo por su éxito en varios concursos internacionales en los últimos años.
Lo del Noemía 2 es muy destacable, pero también el Mendel Unus 2010 y el Zorzal Field Blend 2011 obtuvieron medallas doble oro y oro respectivamente. El Q Tempranillo y el Emma (Bonarda) de Zuccardi y el Casarena SV Agrelo Cabernet Franc, también se destacaron entre los “otros varietales” tintos. Tres de los ocho Cabernet Sauvignon elegidos fueron nacionales: Susana Balbo Signature, Gran Enemigo y Decero Remolinos Vineyard. Pero en Pinot Noir, Merlot y Syrah no tuvimos la misma suerte. En blancos, además del Colomé, los Torrontés Crios y El Porvenir cosecharon medallas, como así también el Jean Rivier Tocai Friulano Reserva que estuvo a un puesto de ganar la categoría “otros varietales blancos”. Sin embargo, las otras clases blancas tuvieron amplio dominio de Nueva Zelanda (Sauvignon Blanc) y Australia (Chardonnay).
A grandes rasgos podemos decir que en donde la Argentina pone el ojo y los esfuerzos, los resultados quedan a la vista. Será cuestión de comprender las verdaderas posibilidades de los demás vinos y, con cierto orden de prioridad, comenzar a elaborarlas con la misma pasión y dedicación.
De lo que si estoy seguro, es que nuestros enólogos están jugando en un nivel muy alto y, al menos en esta competencia, tuvieron más éxito que los Pumas.
Fuente: www.elconocedor,com

No hay comentarios:

Publicar un comentario